LA LLAMA VIOLETA

La Llama Violeta es la esencia de uno de los “Siete Rayos”. Tal como un rayo de luz solar que pasa a través de un prisma se refracta en los siete colores del arco iris, así mismo la luz espiritual se manifiesta en siete rayos. Cada rayo posee un color, frecuencia y cualidad específica de la conciencia de Dios. El rayo violeta es conocido como el séptimo rayo.

Cuando la invocas en el nombre de Dios, desciende como un haz de energía espiritual y estalla una llama espiritual en tu corazón con cualidades de misericordia, perdón, justicia, libertad y transmutación.

Saint Germain es conocido como el Señor del Séptimo Rayo, cada vez que le oramos a él, el nos trae muchos regalos del Espíritu, su alegría, diplomacia, y creatividad. Él puede inspirarnos con sus innovaciones en la ciencia, la literatura, la religión, el gobierno, la filosofía, la educación, la curación, la alquimia y otros campos.

Durante casi setenta años, Saint Germain ha estado preparándonos para entrar a la Era de Acuario, una era de paz, libertad e iluminación. Él se presentó a Guy W. Ballard a principios de 1930 y le dio sus primeras enseñanzas sobre la Llama Violeta.

Saint Germain dijo que después de siglos de mantener oculto el conocimiento de la Llama Violeta, Los Maestros han decidido liberar su uso al público durante este momento crucial. Saint Germain ha dicho, “El uso de la Llama Violeta es más valioso para tí y para la humanidad que todas las riquezas, todo el oro y todas la joyas de este planeta.” (La Voz del YO SOY Enero 1941 p.20).

La Llama Violeta trabaja un poco como el jabón. El jabón retira la suciedad de la ropa usando las cargas positivas y negativas de los átomos. Este funciona porque cada una de sus moléculas tiene dos partes, una es atraída por la suciedad y la otra por el agua. El lado amante de la suciedad atrae la suciedad, como un imán atrae un sujetapapeles. El lado amante del agua se pega al agua, llevándose la suciedad con él.

Cuando invocamos la Llama Violeta, se establece una polaridad entre el núcleo del átomo y el núcleo de Fuego blanco de la llama. Los núcleos, siendo materia, asumen la polaridad negativa, el núcleo de Fuego blanco de la Llama Violeta, siendo Espíritu, asume la polaridad positiva.

La interacción entre el núcleo de átomo y la luz de la Llama Violeta establece una oscilación. Esta oscilación desaloja las densidades atrapadas entre los electrones en órbita alrededor del núcleo. Como esta sustancia endurecida que hace pesado al átomo se afloja, es lanzada a la Llama Violeta y expulsada.

Pero a diferencia del jabón, la Llama Violeta no solamente rodea y elimina los desechos, los transforma en energía de Luz pura. Libres de estos desechos, los electrones empiezan a moverse con más libertad, lo que eleva nuestra vibración y nos propulsa a un estado más espiritual.

La gente nota una diferencia física y espiritual cuando usan la Llama Violeta, pero ¿Qué sucede realmente cuando repetimos las palabras de un decreto de Llama Violeta?

Se pueden dar dos perspectivas sobre esto, la perspectiva espiritual como ha sido revelada por los Maestros Ascendidos y una perspectiva científica basada en los desarrollos recientes de la física y la medicina. Ambas explicaciones involucran el concepto de vibración.

En física, la vibración es la velocidad a la cual algo se mueve hacia atras y hacia adelante, oscila. Se tiene entendido que la vibración a nivel espiritual es la tasa de rotación de los electrones que se mueven alrededor del núcleo del átomo. Como veremos, estas definiciones no están tan alejadas.

Cada uno de nosotros tiene cuatro cuerpos, que son las envolturas de nuestra alma: (1) el cuerpo físico, el cual podemos ver y tocar, (2) el cuerpo de deseos, ó astral, que contiene nuestras emociones, (3) el cuerpo mental, que es nuestra mente conciente y (4) el cuerpo etérico, o de la memoria, que contiene la memoria de todas nuestras vidas pasadas. La Llama Violeta trabaja en estos cuatro cuerpos inferiores por el cambio de su vibración.

Saint Germain nos ha dado el siguiente decreto de Llama Violeta:

“¡YO SOY un ser de Fuego Violeta!
¡ YO SOY la pureza que Dios desea!”

Cuando des este y otros decretos de Llama Violeta, la Llama Violeta impregna cada célula y átomo de tu cuerpo, tu mente, tus emociones, tu subconciente y tu memoria.

¿Qué hace la Llama Violeta cuando impregna tus átomos? Los Maestros han dado la siguiente explicación:

Todos sabemos que los átomos son en su mayoría espacio vacío. Si un átomo fuera del tamaño de una pelota de baloncesto, su núcleo continuaría siendo demasiado pequeño para verlo con nuestros ojos. Sin embargo, el 99.9 % de la masa está concentrada en el núcleo, dejando el resto de la pelota como espacio vacío, ocupado unicamente por los electrones, los cuales pesan muy poco. En todo ese espacio vacío entre el núcleo y el borde del átomo, es donde la discordia y la energía negativa puede llegar a atascarse.

A nivel celular y molecular esta sustancia parece polvo, hollín, alquitrán o incluso cemento. Los Maestros han dado el ejemplo de alguien que sostiene una cubeta de alquitrán fundido y lo vierte sobre un barril lleno de canicas. El espacio entre las canicas se une por el alquitrán y de pronto toda la masa se suelda junta.

Los Maestros nos dicen que cuando nuestros cuerpos físicos y espirituales llegan a obstruirse por el karma y la energía negativa, se reduce la vibración de los electrones de nuestros cuatro cuerpos inferiores. Entonces comenzamos a resonar más con la negatividad y menos con la pura energía cósmica que viene desde nuestra Presencia de Dios, y finalmente podemos llegar a enfermarnos. Entre más sustancia negativa haya en nuestros cuatro cuerpos inferiores, menor es nuestra rata de vibración y llegamos a estar más agobiados. Espiritualmente, es por eso que la gente muere.

Si usted ha estudiado acupuntura y yoga, usted sabe que una salud óptima viene cuando la energía espiritual fluye libremente a través de nuestros cuerpos. Cuando la sustancia kármica se solidifica, es como el endurecimiento de las arterias de nuestros cuerpos espirituales. Cuando resonamos con esta negatividad, poco a poco se va imponiendo a menos que hagamos algo en torno a nosotros mismos.

La Llama Violeta transmuta cualquier cosa negativa que se presente en cualquier parte de tu ser espiritual o físico. Esto incluye desde los núcleos de odio hasta los virus físicos. Cuando la Llama Violeta trabaja, atraviesa los espacios obstruídos entre los electrones y el núcleo. Expulsa esta sustancia densa de tu cuerpo y la disuelve. Este proceso transmuta la energía negativa en positiva y la restaura a su pureza natural.

 

 

Visualiza para obtener mayores resultados

La visualización consiste simplemente en crear imágenes visuales en la mente con el chacra del tercer ojo como si estuvieran viendo una foto o mirando una pantalla de televisión. La mayoría visualizamos por medio de la imaginación, con nuestra mente. Ambos métodos funcionan.

Al concentrarnos conscientemente en la imagen de lo que deseamos crear, contribuiremos a que la Presencia YO SOY lleve a cabo nuestras órdenes. Eso es así porque la visualización actúa como un imán que atrae las energías creativas del Espíritu para satisfacer el proyecto original sostenido en nuestra mente.

Puesto que la visualización es un amplificador tan importante, resulta mejor emplearla cada vez que decretes. La memorización de los decretos lo hará más fácil. Concéntrate en visualizar el principal resultado positivo de tu decreto.

Por ejemplo, si deseas disolver la tensión existente en una relación, visualiza la Llama Violeta rodeándoos a ti y a la otra persona mientras recitas un decreto de Llama Violeta.

Aunque tengas dificultad para visualizar, el decreto funciona de todas formas. Pero si eres capaz de visualizar la acción deseada, observarás que los resultados se obtienen más fácil y rápidamente.

 

 

Visualizaciones para los decretos de llama violeta
Por La Mensajera Elizabeth Clare Prophet

   Entregaos totalmente a vuestros decretos. Pues ellos os devuelven vuestra luz, energía y conciencia multiplicadas muchas veces por la Palabra. Visualizaos rodeados por la llama violeta tal como se ve representado en la figurainferior de la Gráfica de Tu Ser Divino. Ved cómo la pintura cobra vida cual si estuvierais viendo una película animada de Disney. Ved la llama violeta elevándose, pulsando en interminables tonos y gradaciones de morado-rosa con matices violeta y azul eléctrico. Poco a poco, mientras decretamos, la llama violeta, elevándose desde por debajo de nuestros pies en respuesta a nuestro llamado, empieza a rotar. Mientras se construye el moméntum del decreto, la pulsación se intensifica y la llama empieza a girar.

Veos envueltos en la llama violeta. Ved la llama violeta pasando a través de vuestro cuerpo físico, acariciando el cuerpo interior y exteriormente, curando los órganos, transmutando las causas de enfermedades dentro de estos órganos, invirtiendo las espirales negativas de degeneración y restaurando las espirales positivas de regeneración.

Es bueno tener cerca un libro de anatomía para poder visualizar la llama violeta rodeando y penetrando cada órgano de vuestro cuerpo. Esto es especialmente beneficioso cuando estáis rezando por vosotros mismos o por otros en el caso de accidentes, cirugía y enfermedades incurables. Haced un llamado específico a Dios para que concentre la llama violeta en el área afectada y entonces sostened una fuerte visualización de la llama violeta penetrando allí.

La llama violeta cura los cuatro cuerpos inferiores. Por lo tanto, vedla manifestándose en el cerebro y también en las facultades de la memoria, la reflexión y la inteligencia. Vedla saturando las emociones, los sentimientos, el cuerpo de deseos. Vedla expulsando la memoria etérica, curando cicatrices de viejas heridas y dolorosos registros que pasan y pasan por la mente y las emociones hasta que son transmutados…

Visualizad ahora el globo terráqueo con la llama violeta rodeándolo del mismo modo que visualizasteis la llama violeta pulsando a través de vuestros cuatro cuerpos inferiores.

Fijad vuestra atención en los continentes, las naciones, las capitales, las ciudades, las grandes cordilleras, los mares. Ved la llama violeta pulsando desde abajo, empezando con el Polo Sur, luego cubriendo, envolviendo la Tierra y alcanzando el Polo Norte. Ahora vedla penetrar cada vez más profundamente en los estratos de la Tierra. Visualizad un sol ardiente de llama violeta en el centro de la Tierra, sus llamas saltando en todas direcciones para saturar los planos internos de la Tierra. Luego ved la llama externa encontrándose con el sol interno, convirtiendo todo el planeta en una esfera de llama violeta ante vuestros propios ojos.

 

 

Pin It on Pinterest